Shabat

Shabat es el centro de la vida judía, y lo ha sido desde la infancia de nuestra nación. Según el Talmud , Shabat es igual a todos los demás mandamientos. Shabat es tan central para la vida judía que el término shomer Shabbat (observador de Shabat) es sinónimo de “judío religioso” en el lenguaje común.

Shabat es un día de descanso y celebración que comienza el viernes al atardecer y termina la noche siguiente, después de que cae la noche. Veamos la historia, la importancia y las celebraciones de este día.

.

Es un día de descanso y celebración que comienza el viernes antes del atardecer y termina la noche siguiente, después del anochecer. Se inicia con la iluminación de las velas (al final de la tarde), oraciones, pan trenzado y otras delicias.
La oscuridad se cierne sobre el mundo; la semana laboral está llegando a su fin. Una semana de actividad, una semana de crecimiento, una semana agotadora. Pero a medida que el sol se pone, un nuevo día está dando comienzo: el día por el que trabajamos toda la semana, un día de descanso y tranquilidad, el sagrado Shabat .

¿Cómo se celebra el Shabat?

Encender velas de Shabat

Como no encendemos fuegos en Shabat, nuestros sabios declararon que cada hogar judío debe tener velas encendidas antes del inicio del Shabat , para que la noche sea pacífica y festiva. Es costumbre que la mujer de la casa sea quien encienda estas luces. Las velas deben colocarse cerca de donde se realizarán las comidas de Shabat y deben encenderse al menos 18 minutos antes del atardecer. Se dice una bendición especial después del encendido.

Shabat es conciencia:

 En Shabat recordamos que el mundo no es nuestro para hacer con él lo que queramos, sino que es creación de Di-s . En Shabat también recordamos que Di-s nos sacó de Egipto y decretó que nunca más seremos esclavos de ningún amo extranjero: nuestros trabajos, compromisos financieros y compromisos materiales son las herramientas con las que cumplimos nuestro propósito divino, no los amos de nuestras vidas.

El Shabat es la identidad judía: 

Es una de las formas más poderosas de actualizar nuestro judaísmo y transmitirlo a nuestros hijos. Nos hemos mantenido fieles al Shabat en cada lugar, cultura y circunstancia que hemos visitado a lo largo de nuestros 4000 años de historia, desde los días gloriosos hasta la noche más oscura.

Shabat es placer: 

Shabat es comida deliciosa, una mesa bien puesta, el resplandor de las velas, cantos dulces, un sueño reparador. A lo largo de la semana, nuestro disfrute de las bendiciones de la vida plantea un cierto desafío: somos seres físicos en un mundo físico y debemos estar siempre atentos para que el placer no decaiga. Pero en Shabat, tanto el cuerpo como el alma se elevan a un plano superior, más espiritual, y disfrutar del Shabat con comida, bebida y comodidad es una mitzvá , un acto Divino.

Shabat es espiritualidad: 

Shabat es el alma de la semana, la visión que la vitaliza y la visión hacia la que se esfuerza. Los cabalistas enseñan: En Shabat todos los logros de la semana anterior alcanzan su plenitud y elevación, y desde Shabat todos los esfuerzos de la semana siguiente son bendecidos.

 Canciones de Shabat
Instagram
Facebook
Email